Tirotearon la casa de uno de los detenidos por el doble crimen de las dos chicas

El viernes por la noche un gatillero abrió fuego contra una vivienda de Uruguay al 3100, donde vive la hermana de uno de los homicidas de Dalma y Julieta. Al parecer el hecho no pasó a mayores porque el arma se trabó

Familiares de uno de los imputados por el reciente doble crimen de dos mujeres sufrieron un ataque mafioso en su casa de barrio San Francisquito. En la noche del viernes dispararon contra la vivienda de uno de ellos. El hecho no pasó a mayores porque, según un testimonio, el arma del gatillero se trabó.

El hecho tuvo lugar en Uruguay al 3100, cuadra donde hasta hace poco vivían los imputados del crimen de Dalma García y Julieta Gaitán, las dos amigas que fueron asesinadas a tiros el lunes por la madrugada en Presidente Quintana al 2800.

La hermana del coimputado César Omar Álvarez cenaba con su pareja cuando a través de la ventana observó una silueta y de inmediato escuchó detonaciones. La humilde vivienda recibió dos impactos y según la víctima el arma del gatillero se trabó. En la escena, la policía halló dos vainas .380.

Indefectiblemente, la mujer consideró el ataque como una represalia por la causa que tiene a su hermano preso, señalaron fuentes policiales.

Perfil de los detenidos

Antes de ser detenido por el doble crimen, Álvarez tenía fama de ladrón de poca monta por robos registrados en los barrios Parque Casado y San Francisquito.

Según registros policiales, en julio del año pasado, el Comando Radioeléctrico lo detuvo en Dean Funes al 3100 con una réplica de arma de fuego, luego de que una mujer denunciara el intento de robo de su motocicleta en Ovidio Lagos y Dean Funes.

Dos meses después, en septiembre, estuvo demorado por el intento de robo a un minimarket de Francia y Garay junto con un cómplice.

FUENTE: Rosario3